Broche de oro en la residencia El Balconcillo (Guadalajara) para despedir la Semana Santa al ritmo de los tambores que los jóvenes de la Cofradía de la Pasión del Señor han hecho resonar por todo el centro.